Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

jueves, 7 de diciembre de 2017

NUMERAL










Viento anudado en los labios...
Brisa midiendo el báculo del placer.
El cimiento fusionado con la fórmula de mi saliva
Hasta la boca de hambre voraz...
Son los besos contados elevándose a la potencia...
Y en cada uno de ellos va el ángulo perfecto
provocando la inclinación perpetua.

No hay geometría más divina...
Ni prisma mejor acabado...
Sólo donación y oración, misiva carnal.
Música en evasión... Acordes en tus cuerdas cubiertas.

Enumerar-te cada nota hasta dar la exactitud.


© Auroratris







viernes, 1 de diciembre de 2017

MUSA






Me deshago de mí para ser cobijo en tu nido de poeta,
de artista que sutura las heridas con pinceles de eremita,
un tuareg que circunda el desierto de mi piel.

Y yo...
Como obra de tus manos...
Fruto preñado de tu boca,
tomo vida y germino
en el ábside que me donas.
Enmarcada entre tus brazos
como musa,
expuesta ante tu mirada.


©Auroratris








viernes, 24 de noviembre de 2017

OBRA


Por un mundo sin violencia de género... 25 de noviembre ni una víctima más.









Ella era un libro donde él escribía sus frustraciones.
Sobre el rostro perfilaba la ira.
En la verticalidad de su carne, renglones de rabia.
Al fondo de la mente alojó su propia cobardía.

Ella enmaquetaba y adornaba cada estrofa que él plasmaba.
Hasta que una voz le gritó: ¡Basta! 

Recopiló todos los versos firmados por él, y tomó la decisión de hacer pública la obra.
Se recibió
con gran revuelo y expectación por parte del autor...
A lo que ella sólo pudo aludir:
"Porque yo también Te Quiero"
© Auroratris











jueves, 16 de noviembre de 2017

ROPAJES






Cruz donde te encierras con la seguridad vencida,
cerrando los ojos para aspirar el aroma del pecho que te acoge.
La cafeína de un beso se posa en tu cuello… nudo que aflojo,
venda bendita entre tus manos.
Galopa mi respiración a tu espalda donde retumba tu risa,
mi nombre y tu voz.

Ropajes desarmados a los pies de los amantes.
La blonda escogida a la altura perfecta,
Cruje la organza de mi carne cuando la tientas.
Dame y dime cómo acallo este decoro mal disimulado.

Me consientes,
como capricho que soy,
jugando con la prenda de tu piel.
Dádiva es tu persona bajo el influjo de mi mirada…
ráfaga de sueño soy yo ante la tuya…

Cubre-te-me
y
seamos-nos.

©Auroratris          





                                                                                                     



sábado, 11 de noviembre de 2017

ALIENTO







Momento Sacro cuando cae tu aliento sobre mi espalda,
Alimento que embauca al mío, 
melaza y jugo que me encarama
a lomos de tu estrella.

Terminada la noche será el prendedor en mi pecho.
El perfume que embriague el pulso latiente 
en la hipérbole de mi cintura.
Argamasa en los pliegues de mis ingles,
donde el surco se encalló al fallecimiento de mi voz.

Débil hálito haciéndose hábito en mi piel,
Reclamo de mi boca, en mi boca...
Seda guardando mi sueño.

El peso de tu resuello en la balanza de mi cuerpo
será el cobertor permeable que inunde y florezca en mí.

                                                                                                                   
©Auroratris








miércoles, 8 de noviembre de 2017

SIBILA



Hay mujeres que tienen un halo especial, 
haciendo especial todo lo que toca y todo lo que mira.








En los bolsillos de un desierto se esconde un viento,
ululando un nombre en lengua extraña.
Sobre la arena una Dama graba su huella,
liberando oraciones con cadenas y alas.

Bajo el influjo de este plenilunio
posa su místico manto de versos,
y aquél que descifre su verbo
será el elegido para un arrebolado momento.

Rasga su grito en un cielo negro.
Ondeando su bandera de Maga o Hechicera.
No hay pecado viperino que envenene la palabra,
ni Alma ni Mortal, que ella no invoque para iluminar.

©Auroratris






lunes, 6 de noviembre de 2017

REFLEJO



"A una gran mujer que marcó mi vida... 
hoy es un buen día para recordar-te"







Me reflejo ante tu añosa imagen,
licuada al otro lado del espejo...
La pequeñez de mis manos, las tuyas
sujetando una mueca de asombro.
La sonrisa congelada, la tuya
todavía repiquetea en los albores de mi madurez.

La réplica de mi nariz, la tuya...
me trae tu sonata ante mi diversión,
llamándome malcriada.
La amabilidad en mi mirada, la tuya
y las gentes me hablan de ti...

Rememorar el estío en tu cuarto.
Me colaba
mientras peinabas tu melena de Plata...
Suplicaba un trenzado infantil.
Y tú me bufabas soberana...
Yo adoraba tu porte aguerrido de una tribu legendaria.

Quise tu fuerza y tú...
Tú sonreías desdentada
a aquella niña fuera de su tiempo y de su estampa.

Hoy te encontré en mi reflejo...
.



                                                       ©Auroratris